bolsas de tela personalizadas

bolsas de tela

Bolsas térmicas personalizables

Publicado Por: En: Blog de bolsas En: martes, enero 24, 2017 Comentario: 0 Golpear: 303

¿Recuerdas cuando utilizabas la bolsa de agua caliente para calentarte? Si la respuesta es no, es que eres muy joven.

El uso del calor, el uso del frío, y el de ambos alternados correctamente, posee propiedades terapéuticas que merece la pena aprovechar. No olvides que nada de lo que te sugerimos sustituye al consejo de un médico, si crees que podrías tener alguna dolencia o enfermedad, no dudes en visitarlo.

El calor en la bolsa térmica

Olvidémonos de aquella gran bolsa pesada que simplemente se usaba para calentarnos un poco en determinadas circunstancias. Ahora hay bolsas térmicas más ligeras y manejables y podemos beneficiarnos de todas sus bondades.

El calor lo podemos utilizar para distintos propósitos:

-          Uso para el alivio de tensiones.

-          Aplicación en dolores musculares.

-          Su uso también es apropiado en dolores menstruales.

-          Una curiosa utilidad es poner la bolsita caliente en la cama de una mascota en su periodo de adaptación a un nuevo hogar, esto le mantendrá en calma.

Tiene propiedades sedantes y calmantes, y podemos reutilizar la bolsa tantas veces como queramos, son todo ventajas.

El frío en la bolsa térmica

Podemos tener siempre a mano nuestra bolsa térmica personalizada a nuestro gusto, incluso podemos tener dos, y guardar una en la nevera si tenemos sitio, ya que si la necesitamos estará siempre lista.

El uso del frío será útil en los siguientes casos:

-          Si nos damos un golpe.

-          Si tenemos una inflamación.

-          En caso de tendinitis.

-          Será muy útil en problemas circulatorios.

En caso de tener varias bolsas en casa para más de una persona, podemos elegirla en distintos colores, o personalizarla a nuestro gusto, ¡así no habrá discusiones en el hogar!

 

Aprovecha las propiedades que tienen el calor y el frío e incorpóralas en tus cuidados habituales.

Comentarios

Deje su comentario

Ir a inicio